BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

Se apuntó en un hilo de la vida los deseos mas profundos de su ser.

Tejió los recuerdos que guardó con fechas e imágenes de años pasados, presentes y futuros. Con ese pincel viejo pintó el mas bello Oleo que haya podido alguna vez imaginar. Entrelazó colores cálidos con la antítesis de cada uno, de esa forma escribiría para aquellos que no solo saben leer letras coherentes.

Se sacó esas sandalias gastadas y empezó a caminar por el césped acolchonado que cubre los perímetros de su hogar. Observó el aroma de las flores, sintió el color de los árboles, saboreó el aire en sus mejillas pálidas. Percibió el menear de su cuerpo frente al sonido desconocido de una melodía con aderezo de blues y voces de niños.
Se reconoció en el reflejo alado de esas nubes que traían agua cargada en sus canastas de paseo; su pelo, igual que el color de una tormenta de verano, empezó a conversar con el remolino de pétalos y hojas verdes que junto con algunos insectos empezaron a formar una enorme ensalada de luces y frutas de estación.

Una fagota de luciérnagas emanaban ese calor frío, casi cálido, que cubría cada parte de su cuerpo y no dudó en palpar con la planta de su pies el lodo que junto a ésta se había formado.Era magnifico sentirse atrapada en una cortina de seda pegajosa.
Larvas de algodón recorrían sus finos dedos, salitres de azúcar se aglomeraban con sus finas extremidades.

Se despojo de esa fina tela que la cubría, desterró los detalles mínimos implantados en su cuerpo. Sus ojos se camuflaron con aquella imagen. La imagen.

Comenzó a llover...