BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »


Y creo oírte en el silencio que agobia mis tiempos y tempestades.
Y creo sentirte en las sensaciones que alguna vez comencé a fabricar en tu ausencia.
Y aún percibo el correr de las pincelas de tu cuerpo sobre el mio como si fuese un cuadro que poco a poco se va creando para luego ser despedazado.

Huracanes desoladores azotan mis ideas, creencias y remato mis días y mis tiempos entre los olores de lo prohibido, entre los aromas incrédulos de mi existir.
Y me fusiono entre lo que supe ser entre tus manos y lo que supiste hacer con las partículas de mi ser.

Me contraje para entenderte, expandí mis uñas para aferrarme a una realidad, la que nunca se escribió. Brillos de ausencias, cristales alados me conducen a lo prohibido, al barrio de las lágrimas y lamentos, al sitio en donde una vez creí hallar la presencia de tu nombre mal escrito, mal pronunciado y nunca dicho.

Es que algo me sucede; algo me detiene y empuja; algo me hace y deshace sin pedir permiso, sin acudir a la razón.
Y evalngelizo los vientos desordenados de mi alma que juega a buscar la libertad que una vez encontró cuando estuvo prisionera de aquella que coartó el hilo de locura.

Hoy no se donde me encuentro, si pisando el terreno del infierno que de llamas está seco o en cielo que de liras está enmudecido.
Es que no se donde me siento mejor, si en los sueños que perdí en la búsqueda de colores o en las sensaciones terrenales al estar en la prisión de piedra sin pulir.

Y traspaso los caminos que una vez fueron mares enfurecidos, que una vez fueron lo que hoy son: surcos en mi rostro gastado por los años, por el tiempo. Y traspaso las piedras que miramos al partir, que miro desde la lejanía, desde aquella montaña que de tanto absorber los dolores es tan sumisa y extraña que sé que no pertenece a mis huellas, a mis pies y mucho menos a mi historia.

Mezclo las frases con las palabras, con los toques de queda de mi vida. Y mezclo los tiempos rítmicos de mi corazón con el latir suave de mis ojos que se secan pese a las oraciones que de éstos salen.
La ruleta empezó a girar y sé que en esta partida mi aura está al borde de lo desconocido buscando dentro de un mar construido de agua en estado putrefacto.

Pero pese a los colores oscuros siento que renaceré, quizás entre bandoneones, quizás entre lo nunca construido, quizás dentro de un final que ensordecerá hasta al que todavía no ha nacido, quizás entre esencias empapadas de néctar enfureciendo a la manera siniestra de ver la vida desde las profundidades.


Imágen: ResureccióN by Siduss.